EDITORIAL DIARIO CRONICAS - MERCEDES, SORIANO, URUGUAY
DIARIO CRONICAS
ACERCA DE LA EMPRESA  .  CONTACTO  .  SITIO ANTERIOR
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
DIARIO CRONICAS GENERAL ECONOMIA ACONTECIMIENTOS EDITORIAL DEPORTES
DIARIO CRONICAS ACONTECIMIENTOS NOTICIA
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
Antonio Guillén Gómez
11 mar 2022 | Testigo Viviente de la Muerte de Luis Tuya - Federico Marotta -

Le conocen como “Rosino”. Cumplió cien años en enero 2022. El 16 de abril de 1937 se acercó al avión caído de Luis Tuya, entonces tenía 15 años y era pastor de ovejas en época de guerra. Su casa en calle Democracia de Celadas donde sus hijas Carmen y Trini le cuidan, como su yerno Paco Muñoz, todas personas generosas que nos abrieron la puerta de su casa con toda amabilidad y espíritu de colaboración.

Encontramos a Antonio sentado cerca de la ventana y rápidamente nos contó lo que había presenciado aquella mañana. Ver un piloto quemarse le marcó de por vida. Llevamos a su casa un cuadro que contenía tres fotos de Luis y se lo enseñamos. Era su reencuentro casi 85 años después y le miró larguísimos segundos. Llevó una de sus manos a sus labios y luego la puso en la imagen de Luis. Una de sus hijas debió cortar el silencio impresionante del momento. 

JOSÉ ANTONIO GUILLÉN

El hilo de búsqueda en Celadas lo proporcionó el investigador José Antonio Guillén, familiar de “Rosino”, quien confirmaba a Pedro Troche que el piloto que había caído en Celadas, su pueblo, era Luis. A José Antonio le había llegado a sus manos “Alma de pájaro”, el libro de Pedro. Todos los datos de investigación fueron coincidentes y así fue que llegamos a “Rosino” quien, en su testimonio oral, también confirmaba el trabajo de investigación sobre Luis. 

“ESTABA MIRANDO EL CIELO, QUEMÁNDOSE”

“Rosino” nos dice: “casi muchas cosas no las recuerdo bien. Cuando la guerra, una mañana, nos levantamos sobre las 9 y estaba la aviación de la parte de los rojos volando por encima del pueblo. Se ve que estaban observando el terreno por si había fuerzas de Franco. 

Acudieron tres aviones de la parte de Teruel, de la zona nacional y se liaron ellos con ellos. Y salió un avión en la parte del monte que cayó averiado, que le habían dado con alguna bala y cayó al suelo. Fuimos a verlo y había un piloto, que decían que era ruso. Nosotros no sabíamos si era ruso, alemán... y estaba ardiendo, estaba boca arriba allí entre los hierros y la madera del avión. Estaba mirando hacia el cielo, allí muerto, estaba quemándose.

En eso estábamos otro pastor y yo viéndolo, algunas balas de las ametralladoras explotaban. Llega la Guardia Civil, que subía del pueblo de Villarquemado a verlo y nos despacharon porque podía algún casquillo de las balas que explotaban habernos matado a nosotros. Eso es lo que puedo recordar de ese día”.

¿Cuánto se acercó al avión?

“A cuatro o cinco metros. Estábamos tan cerca que cuando la Guardia Civil nos vio dijo “fuera de aquí”. Nosotros éramos unos pastorcillos que íbamos con el ganado y tendríamos catorce, quince años, no más”.

¿Sabe que hizo la Guardia Civil con el cuerpo del piloto?

“Eso sí que no sé, como nos despacharon tuvimos que marcharnos de allí, de estar presenciando como ardía el piloto”. 

¿Cree que el piloto se carbonizó o pudieron rescatarlo?

“No sé, puede que quedara ardiendo pues la Guardia Civil tenía que marchar a Villarquemado donde estaban de puesto. El piloto seguiría ardiendo hasta que se quemara del todo, en fin, eso ya no puedo yo decir nada. El avión estaba prendido fuego, incendiado y por eso se quemaba el piloto y la madera que tuviera el avión. El aviador estaba muerto. Decían que era ruso pero no lo sé”.

¿Dónde estaban ustedes?

“Estaba otro pastorcico y yo que encerramos el ganado en unas parrilleras en el monte, nos fuimos los dos a ver, fue todo por curiosidad porque nosotros no entendíamos nada más de lo que veíamos.

Estábamos con el ganado en el monte y la aviación estaba allí tirándose unos con otros, subieron tres aviones y se liaron con las ametralladores que llevaban. Se ve que le pegaron al avión ese que decían era ruso. Nosotros no entendíamos”.

La familia Guillén Gómez y Paco siempre trataron de ayudarnos a seguir recogiendo testimonios y datos de aquel día. Gente noble que también se acercó al Ayuntamiento de Celadas cuando la Alcaldesa Raquel Clemente citó a los vecinos para hablar de Luis y poder así recoger más datos. 

Paco Muñoz fue el primero en llevarnos al Barranco “Balsa Seca”, el cual recorrimos imaginando aquel día y sintiendo que Luis estaba cerca, era el 4 de noviembre 2021. 

EL MONTE SE LLAMA SANTA BÁRBARA

“Rosino” continuó: “vimos que cayó uno, se ve que le habrían pegado en algún sitio, cayó incendiado al suelo y al ver que cayó encerramos las ovejas que teníamos y nos fuimos a ver. Habían casquillos de bala que se quemaban y explotaban y podrían habernos dado a nosotros. Las balas explotaban”.

¿Recuerda el sitio de caída del avión?

“Sí, lo recuerdo. Está cerca de Celadas, a unos dos, tres kilómetros del pueblo. El monte se llama Santa Bárbara, el avión cayó en la parte de abajo del monte. Luego ya no volvimos por allí, se hizo la hora de ir a casa a la tarde y nos fuimos cuando vino la Guardia Civil. A los civiles los conocíamos porque subían al pueblo de vez en cuando a dar una vuelta, como servicio que tenían de mirar que no pasara nada”.

¿Cuánto tiempo duró la batalla?

“Estarían luchando unos veinte minutos, treinta, hasta que cayó el avión. Nosotros nos acercamos y después fuimos a sacar otra vez las ovejas para que comieran en el campo y después ya no vi más”. 

¿Cómo estaba Celadas?

“Por ejemplo mis padres y otras familias se fueron hacia Cella o Villarquemado, pueblos próximos, donde teníamos algo de amistad, a refugiarse. Cuando se terminó la guerra volvimos otra vez al pueblo a ver la casa, si la habían hundido o desecho, a lo mejor nuestras casas las habían bombardeado. 

Al ver que no se podía vivir allí el pueblo se quedó sin gente. Los vecinos se refugiaron en pueblos próximos a Celadas y no quedó nadie. Las fuerzas de Franco estaban por Santa Bárbara, arriba en el alto del monte y los rojos se quedaron en la mojonera de la Alfambra. Así estuvo el pueblo por bastante tiempo. Batallas de aviones ya no hubo más.”

CUATRO TESTIGOS VIVIENTES 

DE LA ÚLTIMA BATALLA DE LUIS

“Rosino” recuerda que ese día había sol, “como un día natural”.

Por ahondar en su memoria volvimos a preguntar por Luis: “Lo vi que estaba boca arriba, mirando el cielo. Allí entre los hierros y la madera. La grasa del cuerpo de la persona pues, al quemarse, se derretía y vi que caía... cosa que daba un poco de... en fin... se estaba incendiando por la parte de la espalda, después ya no le puedo contar más”. 

Darle un abrazo a quien vio morir a Luis resulta inolvidable. También estuvimos con Virgilia Gómez quien siendo niña estaba refugiada en el monte con su familia y nos dice que corrieron hacia el avión caído y se volvieron. Benedicto Gómez Cebrían tiene más de cien años y también recuerda aquel día, se lo contó a Carlos Comín Lordán que le entrevistó para su trabajo universitario: “fue un enfrentamiento en toda regla”. Carlos llevó a Benedicto en persona para confirmar el sitio de caída. Otro fue Benito Ferrer Pobo pero éste no se acercó al avión, seguía la batalla con ojos temerosos de niño, escondido en las matas del monte. Testigos vivientes.

Ese día Luis había apoyado el avance de la infantería republicana para tomar el estratégico monte Santa Bárbara. Luego de conquistado los aviones quedaron “dando vueltas”, como dicen los celadinos. Que “Rosino” recuerde que llegaron tres aviones más el testimonio múltiple que la batalla fue dos contra uno confirmaban el trabajo de investigación. A la pregunta cuánto se quemó Luis puede haber una respuesta en el hecho que “Rosino” se acercó mucho al avión y le vio. A partir de allí no podemos asegurar más. Tampoco entendemos bien lo de la “grasa del cuerpo” pero “Rosino” lo confirma, le hemos escuchado más de una vez y su testimonio siempre es el mismo. 

ANTONIO ANDRÉS: “HICIMOS LO QUE 

DEBÍAMOS HACER, HONRAR SU MEMORIA”

El pastorcillo que estaba con “Rosino” era Fortunato Andrés, padre de Antonio. Éste, que fue Alcalde de Celadas, le recuerda: “a mi padre le hubiese encantado saber que aquel piloto que él vio morir se llamaba Luis Tuya. Cada vez que salía el tema de la guerra él siempre terminaba hablando de Luis”. 

Antonio nos ayudó muchísimo en la segunda etapa de búsqueda. Nos esperó con las herramientas necesarias, consiguió y manejó la excavadora y nos decía emocionado: “Por personas como Luis Tuya hay que hacer eso y mucho más porque gracias a personas como Luis este mundo es mucho mejor del que nuestros padres vivieron. Él dio la vida por la libertad y la democracia y nosotros hemos hecho lo que debíamos hacer, honrar su memoria. Ha sido un honor para mí el haberos conocido a todos y sobre todo a ti. Que sepas que en Celadas siempre tendrás una casa para ti y los tuyos. Un abrazo”.

Nosotros buscábamos a Luis mientras que Antonio, en su colaboración, se reencontraba con su padre. Le vimos trabajar todo el día. Lo sentimos así y lo admitió. 

Es increíble como Luis sigue despertando emociones. 

COMPARTIR ESTA NOTICIA:
CRONICAS FM
El tiempo - Tutiempo.net
NOTICIAS BREVES
Un hombre se suicidó en San José luego de que se viralizara en redes sociales un video que lo expuso maltratando a dos perros. Fue tras la difusión de las imágenes y el pedido público para que se tomaran medidas penales contra los involucrados.
Un kitesurfista salvó a dos bañistas en Maldonado. En la zona de El Tesoro dos personas comenzaron a ser arrastrados por un corriente de “salida” en la desembocadura del arroyo Maldonado, debiendo intervenir de emergencia el deportista para sacarlos del agua.
El presidente Luis Lacalle que participó de la primera reunión del Comité Intergubernamental de Negociación sobre Contaminación por Plásticos en Punta del Este, durante su oratoria resaltó la importancia de tratar la problemática ambiental desde varios ámbitos del Estado.
El fiscal de Delitos Económicos y Complejos, Gilberto Rodríguez, resolvió archivar la denuncia presentada por el Frente Amplio por presuntas irregularidades en la firma del acuerdo entre el gobierno y la empresa belga Katoen Natie. El fiscal entendió que no había elementos para poder llevar adelante un reproche de tipo penal.
Ordenan detención de exintendente paraguayo por cocaína hallada en el puerto de Montevideo. La droga estaba dentro de un contenedor refrigerado que contenía carne. Provenía de Paraguay y tenía como destino Rusia.
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
   
DIARIO CRONICAS
 
DIARIO CRONICAS
Dir.: Colón 176, Mercedes
Tel.: (598) 4532 5310
Email: diariocronicas@adinet.com.uy
GENERAL
ECONOMIA
ACONTECIMIENTOS
EDITORIAL
DEPORTES
NECROLOGICA
COPYRIGHT©2022 - EDITORIAL DIARIO CRONICAS
DISEÑO DE PAGINAS WEB DISEÑO DE PAGINAS WEB