EDITORIAL DIARIO CRONICAS - MERCEDES, SORIANO, URUGUAY
DIARIO CRONICAS
ACERCA DE LA EMPRESA  .  CONTACTO  .  SITIO ANTERIOR
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
DIARIO CRONICAS GENERAL ECONOMIA ACONTECIMIENTOS EDITORIAL DEPORTES
DIARIO CRONICAS ACONTECIMIENTOS NOTICIA
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
Sucesos y Noticias que Deben Conocerse -10 -Esc. Alfonso G. Arias
9 set 2021 | AUTOMOVILES Y SUS ACCIDENTES - I -

Podrían imaginarse nuestros convecinos, sobre todos los jóvenes, una ciudad sin automóviles; pues sí !!; no hace aún más de 115 años que quienes vivían en la Mercedes de entonces, escucharon por vez primera la marcha explosiva de un artefacto que más se parecía a una diligencia sin caballos que a otro adminículo parecido.

Pues sí, por supuesto: comenzaban a llegar máquinas que habían sido experimentadas en el viejo Mundo durante largo tiempo, basadas en distintos tipos de modelos, tanto de motores como de comodidades, partiendo de algunos catafalcos que en determinadas revistas o catálogos hemos apreciado, llamándonos a risa su figura y la ubicación y vestimenta de los conductores, como luego, al conocerse las velocidades que desarrollaban aquellos artefactos, no podíamos imaginarlos compitiendo con las raudas diligencias y sí, asimilándolos a las pesadas carretas del fin de aquella época.

En consecuencia, nos ubicamos a comienzos del siglo XX (precisamente en 1908), cuando recién desembarcado del ferrocarril, poco tiempo antes inaugurado, se transportó hacia el domicilio de quien se supo que era su propietario  aquí en Mercedes, un vehículo denominado automóvil, ubicándose luego a quien era su dueño, resultando ser don Alejandro Hounie.

Este poderoso hacendado, en su segundo viaje a Francia, importó esa “rara avis” desde Burdeos, resultando ser un Panhard - Levasor de 20 caballos de fuerza, con transmisión a cadena, capota replegable, asiento muy alto y dos grandes faroles que podían ser encendidos a carburo, ubicados a cada lado del frente. (1)

Por supuesto que en el medio no existía quien supiera hacer andar a ese pequeño monstruo, cosa que Hounie había previsto y para solucionar tal problema “importó” también a “un chauffeur” que conocía la mecánica del coche, quien lo acompañó en su viaje de regreso y se constituyó en su conductor y mecánico, siendo éste don Víctor Dupouy, originario también de Francia, pero de la ciudad de Ángelos.

Recordemos que entonces el pavimento de las calles era de tierra, pletórico de pozos y zanjas, y para poder mostrar a los sorprendidos vecinos este adelantado aparato, se debía tener buen manejo y dominar los rudimentarios engranajes y movimientos de los mismos.

No existía tampoco la Rambla, ni siquiera en proyecto, por lo que su desplazamiento no era muy cómodo y menos el probar en ocasiones su marcha “a gran velocidad”, recorriendo trayectos a casi 15 kilómetros por hora, casi su máxima velocidad en las escabrosas calles de entonces.

Para manejarlo y no sufrir el baño de tierra y de polvo que se levantaba de las arcillosas calles, el chofer debía utilizar una gorra parecida a la que utilizaban entonces los aviadores, como también una vestimenta apropiada, con pantalones y blusa que lo protegieran de esos inconvenientes, botines gruesos, polainas de cuero con broches de hebilla a los costados. Asimismo anteojos o gafas protectoras.

En la nota a que hacemos referencia en (1), W. Lockhart detallaba una serie de pintorescos comentarios que se desarrollaban entre quienes se asustaban al ver el pasaje de lo que mencionaban como “el carro mocho”, denominado así pues no utilizaba caballos para su desplazamiento.

Lo describía aquel historiador de esta manera: disponía de cuatro velocidades (¿?)  y también de marcha atrás, debiendo ser puesto a funcionar con una manija que ponía en marcha el motor. Las gomas eran de caucho muy resistentes, utilizando una corneta con pera de goma, la que tenía gran potencia y asustaba al ganado y a los equinos con los que se cruzaba. Su suspensión era buena con elásticos montados en cilindros de resortes.

Por supuesto que su propietario no lo conducía, ya que para eso se necesitaba cierto conocimiento, sobre todo de la marcha y utilización de los cambios. (2)

A tal efecto lo tenía a Dupouy, quien obtuvo “la libreta de chauffeur Nº. 1” expedida por las autoridades que se vieron en la obligación de establecer un Registro y también un Reglamento especial para esta clase de vehículos, que luego, prontamente, comenzaron a popularizarse, pero siempre al comienzo manejados por personas distintas a sus dueños. 

Saltando muchas anécdotas y noticias de aquellos primeros tiempos en que comenzaran a circular, pasamos ahora a indicar algunos accidentes y otras novedades que sufrían, los que se fueron multiplicando a medida que se multiplicaban también estos vehículos, como también las distintas marcas de los coches que fueron apareciendo en el medio.

Recordemos que a poco de la llegada de aquel coche de Hounie, se comenzaron a importar distintos modelos y marcas, propulsados por la fabricación en serie y antes de acceder a ser Intendente, Luis Alberto Zanzi, junto a un socio, instaló una línea de transporte de personas, que conectaba Mercedes (partiendo desde el otro lado del río Negro) con Fray Bentos, la que tuvo poco andamiento, ya que el cruce de arroyos sin puentes entonces y el accidentado  recorrido de la ruta dificultaban y demoraban largamente los viajes. 

Se inauguró el 8 de mayo de 1910.

Es así que en el diario “El Progreso” del 30 de setiembre de 1913 se ofrece: “Auto en Venta” de la afamada marca F.M. (belga), el mismo que hacía la carrera desde esta ciudad a Fray Bentos, perfectamente ajustado, tapizado y pintado. Tratar con Pedro Schwegler en casa de Cazalás y Molin Hnos”. Era sin duda el que había sido empleado por Zanzi y Cía en su empresa, la que quedaba entonces disuelta.

En el mismo diario, pero el 9 de junio de 1916, se ofrece en el “Garage Chaná” de Juan Urruty en calle Dolores 333, viajes en automóvil para ciudad y campaña, de día y de noche. (Ya entonces era Intendente Zanzi, desde pocos meses antes). 

Otro competidor aparece ofreciendo también “Servicios de Automóvil” a cargo de Julián Olivares en calles C. Largo y Varela, en Garage de Dufour y Domínguez, atendiendo viajes en ciudad y campaña.(diario “El Progreso” en julio de ese año).

Choque: El 4 de setiembre de ese mismo año se produce un fuerte choque en calles Florida y 18 de Julio donde los doctores Alberto Cima y Manuel Ferrería que provenían del Hospital en sus autos chocaron con otro de Saturnino Palacios que también venía del mismo sitio.

Experimentaron pequeñas heridas. El coche del doctor Ferrería sufrió averías de consideración. Eran manejados por choferes contratados y no por sus dueños.

Llaman la atención desde ese periódico, sobre la falta de contralor de las autoridades.

Otro choque: Y a pocos días, en las calles C. Largo y Colón se encuentran los autos de Mateo Fernández y de Antonio González Sampayo, sufriendo el del primero la rotura del guardabarros y de uno de sus faroles mientras que el otro quedó totalmente destrozado.

Estos accidentes producen la alarma del vecindario y a los  pocos días bajo el título : “Autos- Su Velocidad” – se dice: “Se exhorta a controlarla por los continuos accidentes, de lo contrario nos amargarán la existencia”.

En 1917 y en el diario “·El Progreso” también se promociona una “Nueva Empresa de Autos”, de Domingo C. Dussour y Pedro Mazzile, la que saliendo de la “Cigarrería El Toro” desde Mercedes a las 6 o a las 6 ½ horas, realiza el recorrido Mercedes- Dolores costando el pasaje $ 3.- 

Al año siguiente vemos que la tentación pudo más y se publica que: “ Ayer de tarde 2 jóvenes, hijos del propietario de un garage de nuestra ciudad, sintiéndose automovilistas, salieron de paseo en un hermoso auto dejado en depósito por su dueño. Al pasar por calle San José, frente al Cementerio, volcaron el coche de tal manera que quedó con las ruedas para arriba, escapando ellos milagrosamente. La imprudencia de los jóvenes acarreó serios desperfectos al flamante automóvil”.

Otro vuelco: El 26 de noviembre de 1918 se menciona un “Accidente de Auto”- Venían de Dolores en auto Ford manejado por el “chauffeur” García, vecino de la Villa, don Juan Aizpeolea y la Sra. Hortensia Aizpeolea de Arzubi, la Srta. María Arzubi y tres menores y frente a la chacra de Tihista, al cruzarse un perro volcó, pues venía a toda velocidad.!!!

Los heridos fueron conducidos al Hospital y los atendió el Dr. Gastelumendi, habiendo recibido la Sra. traumatismo general en todo el cuerpo, quedando en estado semi comatoso; la Srta. María Arzubi recalcada la muñeca izquierda, Aizpeolea con traumatismo general en todo el cuerpo, estado leve; el conductor Rogelio García con traumatismo general en todo el cuerpo, estado general muy grave y los menores Raúl María, Nélida del Carmen y Ricardo Arzubi traumatismos leves en el cuerpo.

Y mirando más lejos, a sólo 12 años de llegar el primer automóvil, los choques eran frecuentes, destacando el que se produjo también entre médicos,  donde se encontraron en la esquina de calles 25 de Mayo y Cerro Largo los coches de los profesionales Dres. Salvador H. Burghi y Raúl F. Bogliaccini, que eran conducidos por sus respectivos “chauferes”, Miguel Sena y Diego Pérez. Los vehículos sufrieron desperfectos, no así los médicos.

En próxima nota seguiremos describiendo los primeros tiempos de los automóviles en nuestro medio.

........

(1) Revista Histórica Nº. 40 - M.Santos Pírez- transcribiendo nota de W. Lockhart del 27.X.1977 en diario Acción.

(2) Las autoridades abrieron Registro de Libretas de choferes y Dupouy lo inició con la Nº. 1- Tiempo después Hounie obtuvo la libreta Nº. 27 según libro registro existente el Centro Histórico de Soriano.

(3) Años después al Dr. M. Ferrería le correspondió el brevet Nº. 261.

(4) (Máximo Rogelio García se inscribió con la libreta Nº. 280.

 
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
CRONICAS FM
El tiempo - Tutiempo.net
NOTICIAS BREVES
Uruguay registra una recuperación de su actividad económica y el desempleo bajó hasta el 8% según el informe de Actividad, Empleo y Desempleo del Instituto Nacional de Estadística. Los datos indican que el número de desocupados en octubre en Uruguay varió a 143.0000 personas, de las 167.000 registradas en el mes de setiembre.
El CODICEN resolvió otorgar “la potestad de que cada centro educativo, de acuerdo a la realidad del departamento en el que se ubique, a autorizar la realización de los actos de clausura, cierre de actividades y actos de colación. Además “dispuso que estas celebraciones deberán efectuarse por grado o nivel educativo de acuerdo con las características de cada establecimiento, aplicando los protocolos sanitarios correspondientes, siendo de uso obligatorio el tapabocas para todas las personas que asistan.
ANCAP cerró el tercer trimestre con ganancias por 98 millones. Los resultados se dieron a conocer este martes en un taller para periodistas y líderes de opinión en el que participaron las principales autoridades de la empresa petrolera estatal.
Este martes se realizó la presentación del programa "Yo estudio y trabajo". El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, destacó que esta edición del proyecto "ha tenido una importante repercusión en los distintos organismos del Estado al punto de que al día de hoy estamos en 650 becas".
La Comisión de Salud de la Cámara de Representantes acordó debatir acerca del proyecto de ley sobre cuidados paliativos en los primeros días de diciembre y en 2022 sobre la eutanasia en Uruguay.
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
   
DIARIO CRONICAS
 
DIARIO CRONICAS
Dir.: Colón 176, Mercedes
Tel.: (598) 4532 5310
Email: diariocronicas@adinet.com.uy
GENERAL
ECONOMIA
ACONTECIMIENTOS
EDITORIAL
DEPORTES
NECROLOGICA
COPYRIGHT©2022 - EDITORIAL DIARIO CRONICAS
DISEÑO DE PAGINAS WEB DISEÑO DE PAGINAS WEB