EDITORIAL DIARIO CRONICAS - MERCEDES, SORIANO, URUGUAY
DIARIO CRONICAS
ACERCA DE LA EMPRESA  .  CONTACTO  .  SITIO ANTERIOR
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
DIARIO CRONICAS GENERAL ECONOMIA ACONTECIMIENTOS EDITORIAL DEPORTES
DIARIO CRONICAS ECONOMIA NOTICIA
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
Si a los trabajadores les va bien ¿al País le va bien?
19 oct 2019 | Gonzalo E. Cuadrado Arias (Los comentarios son estrictamente personales y no comprometen a ninguna Organización)

Estamos muy acostumbrados a escuchar frases, mensajes simplificados y slogans de todo tipo, tenemos una inclinación muy entusiasta hacia simplificar ideas y concepciones en simples y cortos textos a modo de enunciados, que dichas hasta el hartazgo parecen verdades absolutas, nadie se atreve siquiera a ponerse a pensar que quizás no sean tan verdaderas al fin de cuentas.
En épocas electorales es más común todavía, que si bien por aspectos de marketing y simplicidad en la comunicación pueden ser entendibles, en el fondo muchas veces no dicen nada, o peor aún, expresan argumentos no digo falaces, pero si al menos muy cuestionables.
A modo de ejemplo reciente, en un paro parcial realizado por Pit Cnt donde se pregona “En defensa del trabajo y la negociación colectiva”, en particular en lo referente a la defensa del trabajo, me imagino que significará que exista trabajo y que de cierta forma dejen de incrementarse las personas que pierden los mismos, pero no logro entender a quién va dirigido, ¿quienes tienen la culpa que no se defienda el trabajo? quizás los empresarios que no dan trabajo porque no tienen ganas, o quizás al Estado, que con buen tino finalmente ha decidido reducir su plantilla (muy ampliada en los últimos años siendo un peso mayúsculo para el país), o quizás a la diabólica tecnología que hace desparecer trabajos de baja calificación todos los días.
La frase que da el título al Artículo, muy repetida a modo de afirmación y que prima facie parece incuestionable, “Si a los trabajadores les va bien al País le va bien”, es una frase compartible, loable, que parece defender al simple trabajador contra el poder del empresario o del Estado, incluso quizás por ello el Pit Cnt la utilizó como el Slogan principal del paro general del año pasado, pero lamentablemente, en muchas ocasiones, aunque fervientemente quisiéramos que fuera así, aunque nos convenga, no son verdades absolutas y deberíamos reflexionar al respecto. Como trabajador que soy, como simple empleado, debería ser el hincha número 1 de esa frase, pero lamentablemente tengo serios reparos al respecto, y como veremos a continuación, otra vez la evidencia empírica que ha surgido en nuestro propio país así lo demuestra.
Simplificando podríamos decir que si un trabajador por aplicación de su fuerza laboral recibe dinero extra podrá hacer 2 cosas, lo podrá ahorrar (a la antigua bajo el colchón o en el Banco seguramente), o podría consumir productos (cambiar el auto o ir más seguido al supermercado)  y/o consumir servicios (ir a cenar fuera o reformar su casa). Cualquiera sea su opción, gran parte de su dinero extra volverá a la sociedad en su conjunto, ya sea dando trabajo o mediante el pago de impuestos por lo que consume, incluso si lo ahorra en el largo plazo también terminará beneficiando al país.
Se genera entonces lo que se conoce en economía como un “círculo virtuoso”, donde todos ganan y ello se reproduce en el tiempo, el problema radica cuando vamos un poco más allá de lo primero que se nos viene a la cabeza y analizamos la sustentabilidad de ese círculo, deberíamos analizar cuál es la base del aumento de ingreso de los trabajadores, que es lo que subyace a la generación de ese precio adicional en el salario del trabajador que se ha dado desde la crisis del 2002, en especial en los últimos 5 años,  y allí empiezan los problemas en la realidad uruguaya, y estamos empezando a pagar por ello, y para peor, el que termina pagando ¿adivinen quién es?, pues es el mismo trabajador.
Más allá de los primeros años de alto crecimiento post crisis que tuvimos, allá por 2006 en adelante, donde el Producto (PBI) aumentaba a tasas superiores al 6 y 7 % anual, con condiciones internacionales muy buenas, las empresas vendían más, ganaban más, los trabajadores lo mismo, pero era sabido que ello no duraría para siempre, y después esas extraordinarias buenas condiciones volvieron a lo normal, y aún así seguimos unos cuantos años más subidos al caballo creyéndonos Highlander, incluso después del año 2014, cuando tímidamente algunos especialistas comenzaban a advertír de los peligros, nada nos iba a tirar del caballo tan fácilmente y dale que es tarde!!!
Un sistema laboral rígido y Consejos de Salarios impetuosos hacían que los salarios en términos reales siguieran subiendo, aún cuando las señales de los problemas eran evidentes, la productividad del trabajo no mejoraba sino lo contrario, la rentabilidad empresarial cada vez se complicaba más, para colmo los rubros que más demandan mano de obra, la Construcción, la Industria, Comercio y Servicios, tenían serios problemas y luego caídas de producción y pérdidas de puestos laborales que ya llevan años, aún así se pretendía que los empleados tuvieran alzas reales de salario, y aún hoy, con otra realidad nacional e internacional, se sigue pretendiendo subas de salario real indiscriminadas. Si bien es cierto que el estancamiento es tan evidente que esas voces ya no se oyen con tanta fuerza.
El concepto de “Plusvalía” fue introducido hace 200 años por K. Marx en su obra “El Capital”, y en términos resumidos podría decirse que es el valor generado por el proletariado trabajador que no es pago por el burgués empresario, éste se apropia de ese plusvalor siendo ello el origen de la explotación o la también llamada acumulación capitalista, la lucha de clases y todos esos conceptos que aún hoy se escuchan seguido en Uruguay.
Pues parece ser que en Uruguay en los últimos años hemos creado un nuevo concepto, la “Anti plusvalía”, el trabajador siguió teniendo aumentos reales de salario por un valor que no generaba, siendo el empresario quién soporta ese sobrecosto lo que a la larga termina en la desaparición de la empresa, del empresario, y del trabajador, relación Perder – Perder!!. Quién sabe, quizás en unos años seamos un caso de estudio en los postgrados de Economía.
Si bien otros factores inciden, lo anterior está demostrado en números oficiales, la Inversión cae sostenidamente desde el 2014, y por más que no sea lo más simpático, no podemos desconocer que el Mercado de Trabajo funciona en términos económicos como cualquier otro mercado, mercado de bienes por ejemplo, las leyes de la Oferta y la Demanda operan siempre, a la corta o a la larga, si la demanda cae la oferta terminará ajustándose hasta lograr el punto de equilibrio nuevamente. En definitiva, si hay problemas de rentabilidad, si cierran empresas, si la Industria produce menos, si se exporta menos, y aún así los salarios aumentan, entonces el ajuste primeramente vendrá por cantidad, se demandará menos trabajo. Ello fue exactamente lo que sucedió, se generan menos puestos de trabajo, es más, se destruye empleo, por ende el desempleo viene subiendo hace tiempo y también baja la cantidad de gente que está trabajando. Y por más que queramos forzar otra cosa, la realidad es la que es, y ahora el mercado laboral no solo se está ajustando por cantidad de gente que tiene trabajo, sino que también se está ajustando por precio, está comenzando a bajar el salario real de los trabajadores.
Entonces parece claro que la frase que titula el Artículo no es cierta, al menos no es siempre cierta, el aumento de los salarios de los trabajadores debe estar acompañado de una base sustentable, de que ese trabajo incremente su valor en base al aumento de su productividad, sin entrar a opinar si Marx tiene razón o no, si el Oligarca explota al Proletario o no, el aumento de valor generado hará aumentar la productividad y con ello la rentabilidad de los empleadores, en caso contrario no es viable en el tiempo, y como decía al principio, lamentablemente a la larga los que pagan los platos rotos también son los trabajadores.
A la evidencia me remito, las cifras oficiales alegan que el salario real ha subido cerca del 50 % en 15 años, al trabajador le fue bien, incuestionablemente, sin embargo en el Uruguay de hoy los problemas en el mercado de trabajo son evidentes y reconocidos por todos, y con clara tendencia negativa. Hoy en el país sube el desempleo y baja el salario real, y no son problemas coyunturales sino que por el contrario, lamentablemente, obedece a problemas estructurales, y por ende de difícil solución. Hay menos gente que encuentra trabajo y la gente que trabaja gana menos dinero cada día, es algo que se viene gestando  desde hace algunos años, estamos cosechando lo sembrado, y UPM 2 atenuara en algo los problemas en el corto plazo, pero para nada la tendencia negativa ni los problemas de fondo.
Parece ser que la frase para que sea sólida y sustentable debería ser al revés. ¡Si al país le va bien, a los trabajadores le va bien!

 
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
CRONICAS FM
El tiempo - Tutiempo.net
NOTICIAS BREVES
Científicos del Instituto Pasteur de Montevideo detectaron una variante uruguaya del virus SARS-CoV-2 que contribuyó a la explosión de la primera ola de COVID-19 en nuestro país según un informe del Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI) en Vigilancia Genómica. La variante recibió el nombre de P-6 y se registró desde noviembre 2020 hasta abril 2021, surgió en Montevideo y fue la predominante hasta marzo 2021, cuando la introducción y diseminación de P.1 la desplazó. Luego de esa fecha no se registraron nuevos casos de P.6. Según informaron los expertos la variante uruguaya incluye dos mutaciones relevantes ubicadas en la proteína Spike, que podrían estar asociadas a un aumento de transmisibilidad según la bioinformática Natalia Rego. "El hallazgo de P.6 resalta que aún con pocos casos de COVID-19 es posible el surgimiento de nuevas variantes con cierto impacto. Además, los científicos destacan que P.6 se detectó meses después de surgir y subrayan la importancia de contar ahora con vigilancia en tiempo real", aseguraron los científicos.
Las autoridades sanitarias del departamento de Treinta y Tres comenzaron un plan piloto el pasado fin de semana en el que inocularon, con la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer, a las personas que asistieron a los locales. El director de Salud, José Quintín, explicó que "el departamento va último en cantidad de residentes vacunados y además fue el último departamento" en pasar a la zona de riesgo amarilla, según el índice de Harvard. Quintín adelantó que el próximo fin de semana los equipos estarán por las ferias departamentales, también fomentando la vacunación contra el Coronavirus Covid-19. "Las vacunas que estamos dando son las de Pfizer, que entran en la segunda dosis del pueblo a pueblo", agregó. "Se vacunaron 50 o 60 personas y de a poco esperamos mejorar", concluyó.
La Cámara Uruguaya de Gimnasio y Afines solicitó una reunión con carácter de urgente a la Secretaría Nacional del Deporte y al Ministerio de Salud Pública para manifestar su rechazo a la decisión de que estos locales deportivos exijan vacunas a sus clientes para aumentar a 65% el aforo permitido. Lourdes Rapalín, directora de la gremial de gimnasios, manifestó que no corresponde exigir un certificado de vacunación a los usuarios cuando la vacuna contra el COVID 19 no es obligatoria. Rapalín advierte además que exigir la vacuna para aumentar el aforo en los gimnasios implica “una discriminación” que “viola la Constitución”. El gobierno resolvió que clubes y gimnasios pueden aumentar el aforo de 45 a 65% siempre y cuando todos los que ingresen a hacer deporte estén vacunados contra el coronavirus.
El Ministerio de Salud Pública anunció que a partir de este lunes las emergencias móviles, laboratorios y farmacias interesadas podrán registrarse para realizar el test de antígenos para SARS-CoV-2. Según informó la cartera a través de Twitter, las empresas interesadas deben cumplir con los siguientes requisitos: “registrarse en MSP, que el personal esté respaldado por el director técnico de la institución y que realice la capacitación para el registro y realización de la técnica de forma segura”. Por otra parte, las empresas serán fiscalizadas por el Ministerio, que puede revocar el permiso en caso de constatarse irregularidades.
Se extendió nuevamente por todo agosto el subsidio por enfermedad para los trabajadores de 65 años y más. La extensión del subsidio será hasta el próximo 31 del presente mes, de modo que puedan permanecer en aislamiento según comuniquen las empresas al BPS. Si bien la cantidad de infectados por COVID-19 ha disminuido, desde el gobierno se volvió a extender el subsidio para continuar limitando la movilidad de las personas que se encuentran en esa franja etaria, ya que son población de riesgo.
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
   
DIARIO CRONICAS
 
DIARIO CRONICAS
Dir.: Colón 176, Mercedes
Tel.: (598) 4532 5310
Email: diariocronicas@adinet.com.uy
GENERAL
ECONOMIA
ACONTECIMIENTOS
EDITORIAL
DEPORTES
NECROLOGICA
COPYRIGHT©2021 - EDITORIAL DIARIO CRONICAS
DISEÑO DE PAGINAS WEB DISEÑO DE PAGINAS WEB